lunes, 26 de septiembre de 2016

Cómo usar k lite codec pack

K-Lite Codec Pack es una colección de filtros, codificadores y herramientas para codificar y decodificar formatos de audio y vídeo en el sistema operativo Windows y que se encuentra disponible en diferentes variaciones. Este software libre hace posible reproducir vídeos y audios que de otra manera no sería posible en nuestro ordenador. De ahí la importancia de instalarlo en nuestra computadora.

Descargable desde su página web oficial (http://codecguide.com) se pueden descargar las siguientes versiones:
  • Basic: Incluye todo lo necesario para reproducir todos los archivos de audio y vídeo más comunes (AVI, MKV, FLV, MP4, OGM…), una instalación necesaria para aquellos que tan sólo quieren lo justamente necesarios.
  • Standard: Además de todo lo incluido en la versión Basic incorpora otras características adicionales como son el Media Player Classic, además de ofrecer mejores prestaciones en la reproducción de DVD.
  • Full: Contiene extras con respecto a la versión Standard, añadiendo GraphStudioNext, madVR y otros decodificadores de audio, un paquete perfecto para usuarios avanzados.
  • Mega: Es la versión más completa que se puede descargar, añadiendo codecs VFW/ACM para codificar vídeo, además de incluir filtros DirectShow y otras herramientas adicionales.
A continuación les explicamos cómo usar K Lite Codec Pack en su ordenador:

Cómo usar K Lite Codec Pack

La utilización de este programa es muy sencilla ya que está basada principalmente en su instalación, donde se deben seleccionar una serie de opciones.
Tras haber descargado el programa en la versión deseada desde su web (http://codecguide.com) y proceder a su instalación el propio programa hace una búsqueda de los codecs que ya se encuentren instalados en el sistema y solicitará permiso para desinstalarlos en el caso de que encuentre alguno para que el equipo se encuentre limpio y libre de posibles problemas. Si encuentra una versión anterior del mismo pack recomendará desinstalarlo para un mejor funcionamiento.
En el caso de detectar una versión anterior y proceder a su desinstalación pedirá reiniciar el sistema antes de continuar con el proceso de instalación. Saltado este paso o bien tras reiniciarse el equipo se proseguirá con la instalación a través de un asistente intuitivo en el que habrá que elegir los parámetros habituales de cualquier instalación como la ruta de instalación y la aceptación de las condiciones de uso, llegando a una ventana dentro del proceso en la que se solicita que se elija el paquete deseado para instalar, existiendo la posibilidad de elegir de manera manual los codecs a instalar (recomendado para usuarios avanzados).
Tras elegir el paquete o los codecs a instalar se nos mostrarán configuraciones adicionales como son la asociación de los archivos con un determinado programa. Si se trata de un usuario que no disponga de los conocimientos necesarios se recomienda no cambiar ninguna de las opciones mostradas por defecto. Una vez hecho esto se podrá continuar con el proceso de instalación como si se tratara de cualquier otro programa.

Una vez instalado totalmente el paquete no se debe hacer nada más que reproducir los archivos de audio y vídeo con total normalidad.