sábado, 1 de octubre de 2016

Cómo usar wintousb

WinToUsb es un programa creado con el objetivo de poder contar en un lápiz de memoria con un sistema operativo Windows portable por si alguno de nuestros equipos falla o para poder probar los sistemas sin tener que instalarlos.

Para saber cómo usar WinToUSb debemos seguir los siguientes pasos:
En primer lugar necesitamos de una imagen del sistema operativo que deseemos convertir en portable, una imagen que podemos conseguir desde el CD que poseemos de instalación o con alguna de las que nos proporcionar Microsoft una vez que hemos comprado una licencia. Se recomienda hacer uso de Windows 8 o superior.

Una vez que la tengamos debemos acudir a la página web oficial de WinToUsb y descargar el archivo (http://www.easyuefi.com/wintousb/). En el primer paso de la instalación nos piden seleccionar la ISO del sistema operativo que queremos instalar y si contamos con una imagen ISO con más de un sistema se nos mostrará una lista con todos los disponibles para que elijamos aquel que prefiramos.
Una vez seleccionado debemos elegir la unidad de destino, siendo en nuestro caso necesario elegir una unidad USB que disponga del suficiente espacio como para poder almacenar un sistema operativo. En el propio asistente se nos informa de que la unidad va a ser formateada, por lo que deberemos guardar en otro lugar los datos almacenados en la misma para no perderlos.


En el siguiente paso WinToUsb analiza la unidad de destino y nos muestra las participaciones que vamos a crear, así como donde se va a colocar el arranque y el sistema (Boot y System) pudiendo hacer cambios para modificar la configuración por defecto si así lo consideramos oportuno.

Tras el paso anterior se inicia la instalación, mostrándonos el porcentaje de la misma. Una vez haya concluido ya tendremos una memoria o lápiz USB con un sistema operativo portable a utilizar en cualquier otro ordenador.
Con ella procederemos a iniciar nuestro sistema desde el USB comprobando que todos nuestros dispositivos con compatibles. Si no hay problema a partir de ese momento podremos llevar de un sitio a otro un sistema operativo, ya que todo se almacena en la memoria USB. 

No obstante se debe tener en cuenta que en el momento que existan cambios de hardware puede no ser compatible con este nuevo elemento, aunque bien es cierto que en las últimas versiones de Windows la compatibilidad con los dispositivos existentes es total con la mayoría de ellos.

Así pues podéis comprobar cómo usar WinToUSb es muy sencillo y muy interesante para todo tipo de usuarios, especialmente para aquellos que acostumbran a utilizar diferentes ordenadores en diferentes lugares y que quieren disponer siempre de su sistema operativo preferido a mano.

Trabajar con esta herramienta es muy sencillo gracias al sencillo e intuitivo asistente que nos guía durante todo el proceso por lo que tanto usuarios experimentados de informática como aquellas personas con menores conocimientos en la materia podrán trabajar con él sin que esto les entrañe ningún tipo de dificultad o problema.